C.D. Sahagún Promesas


Media casa 1 – Aldeanos 1
noviembre 10, 2009, 8:11 pm
Filed under: Uncategorized

Jornada mañanera para visitar el complicado campo del San Feliz de Torio.

Y decimos complicado, y ya vamos adelantando un poco la filosofía de lo que será esta crónica, por lo irregular y diminuto del terreno de juego,  que malamente serviría como pasto para un buen ganado vacuno (o mejor dicho, para el ganado, que alguno de dos patas, demostró también haber por allí) , y por las marrullerías con las que acostumbran a recibir a sus visitantes los de San Feliz.

sanfeliz1

El caso es que, en uno de los partidos más importantes de la temporada, en el que podía significar la tercera victoria consecutiva del Promesas y con ello, la confirmación del equipo en los puestos altos de la tabla, donde reina una gran igualdad, los amarillos de Pauli Estébanez se presentaban con una formación de circunstancias, que gracias a los refuerzos del filial, contaba con los efectivos justos.

El partido frente al Naraya dejó damnificados. Eran baja el portero Vittty, su hermano Pedro “torero”, Diego “el canario de Gallegillos”, con un problema de cervicales;  el “perro de presa” de medio campo, Carlos “el mariscal de Joara”, aún renqueante del golpe sufrido en las costillas, y que no le ha permitido entrenar, y a duras penas currar, esta semana; Bruno “el nitrato del Páramo”, con una posible fisura en la tibia, que lucía un espectacular cardenal, o David “la pantera rosa”, quien cosido a patadas, a duras penas hubiera podido siquiera andar.

Ello y la baja de Jorge “Pantoja” y Txuso “el níscalo de Bercianos” por motivos laborales y de Ernesto Botón “el Casanova del Cea”, con gripe, dejaba un equipo un tanto mermado.

Y es que, a juzgar por el pésimo arbitraje del Ilmo. Director de la contienda del colegio Castellano-Leonés, el señor José Antonio Márquez Amaro, poco o nada le importa a la Federación la salud de este deporte y de quienes lo practican, al menos en esta categoría. Un solo expulsado del San Feliz y un solo amonestado del Sahagún, ambos por sacar el pico a pasear, en un partido con dos lesionados que tuvieron que ser sustituidos, y donde ambos equipos, ante la permisividad arbitral, repartieron estopa durante los 90 minutos.

sanfeliz2

Antes de comenzar con el relato del partido,  nuestra más sincera felicitación al equipo por el punto arrancado. Bien es cierto que por los méritos futbolísticos (que por los otros ganan ellos de goleada) lo justo hubiera sido llevarse los tres. Pero con este ambiente y con este arbitraje el equipo demostró haber aprendido de errores pasados, y fue capaz, contra viento y marea, de concentrarse en sacar el encuentro adelante olvidándose de otros rollos, en los que algunos de los marrulleros jugadores locales querían convertir el partido. Lógico por otra parte: el que no le pega una patada a un bote, poco o nada puede sacar, sólo con el balón en los pies.

El caso es que el partido empezó calentito. Con el promesas intentando imponer su superioridad teórica y real, en un momento en el que el árbitro miraba no sabemos muy para donde, el jugador local nº 2 Don Pablo Álvarez agredió a Néstor dentro del área. El colegiado, quien abstraído contemplaba como el jugador era reprendido a voz en grito por el entrenador local, solo alcanzó a disculparse espetando de malas formas un “la culpa es vuestra, poned linieres”. A lo mejor de esta manera los problemas se solucionarían no digo yo que no. Lo que parece claro es que las culpas estarían más repartidas, lo mismo que 103,80 euros que algunos sinvergüenzas sisan cada domingo de las maltrechas arcas de clubes aficionados. Y les parecerá poco…

El caso es que, esta circunstancia espoleó al joven interior facundito, que fue la pesadilla de su torpe marcador, que se retiraría, no sabemos si cansado, o verdaderamente lesionado mediada la contienda. Esperamos que el descanso le haga recapacitar, aunque nuestra confianza en personajes de esta calaña y sobre todo de esta limitada inteligencia, nos hace ser poco optimistas.

Continuó el partido parejo, sin muchas ocasiones, con un mayor dominio de un Promesas que intentaba jugar al fútbol mientras, los Josué, Guillermo, Pablo o Moha se hartaban de recibir caricias ante la pasividad de un colegiado, que se desplazó al inhóspito San Feliz, paraje  feo como pocos, donde el viento da la vuelta, simplemente a llevarse el vil metal.

Ningún problema para la línea defensiva que formaron Oscar Mancebo “la Bertolini del Cea” que aún renqueante, se vistió de corto para ayudar al equipo a solucionar sus problemas de personal, los centrales habituales, los hermanos Jesús y Óscar Maestro, y el joven lateral del filial Carlos Txaflan “la fiera de Velilla”, que tuvo una muy buena primera mitad.

Seguramente buena parte de esta seguridad defensiva se la debe el equipo al destacado trabajo de Guillermo “Arjen Robben” consagrado a ayudar al equipo atrás más alejado de la media punta donde tan bien suele desenvolverse, y sobre todo del partidazo de Carlos “el tranvía de la Malvarrosa”, que tapó casi todos los huecos.

En medio campo un cansado Pablucifer se bastaba para poner en evidencia una y otra vez a los jugadores rivales, con sus filigranas, esta vez sí, en servicio del equipo. Poco más o menos lo mismo que Josué “spiri González”, que entre regate y regate, aguantaba como podía los “saludos” de los defensores de la ribera del Torío.

Con empate a nada terminó el primer tiempo.

Poco tardarían sin embargo y ante la “caraja” generalizada de los de Sahagún, en ponerse por delante los de las cuatro casas de San Feliz, aprovechando la clase y el buen hacer del único futbolista con el que cuentan, el nº10 Jesús Crespo.

sanfeliz3

Esta increíble situación reactivó a los de Sahagún, que en los siguientes diez minutos tuvieron cuatro o cinco posibilidades clarísimas para empatar.

En la última de ellas Óscar Maestro “Petón” hizo el empate colando el balón por encima del pésimo cancerbero de San Feliz.

Bien haría el cuerpo técnico local en retirarle la ficha a su cebón nº1, que de portero tiene bien poco. Quizás de portero de bar cutre de carretera…porque en lo futbolístico, mucho hablar y poco hacer. Tanto piar tanto piar… al final acabó cantando en uno de los pocos balones que le llegó.

Dale que dale todo el partido increpando a jugadores y aficionados rivales. Incluso cuando fue sustituido tuvo la ocurrencia de dirigirse unos minutos detrás de la portería rival para insultar a su compañero de puesto, un acertado De Godos, un chaval de 17 años que nada en lo humano tiene con él en común, hasta que el colegiado, en una de las pocas decisiones acertadas que tomó, le instó a que abandonara el lugar. Eso sí sin amonestación alguna.

El caso es que susodicho individuo, Don Héctor Riesco, enfundando en una ajustada equitación naranja talla XXL, que le daba un aspecto un tanto gorrino (que se ande con ojo no le vayan a dar boleto ahora que se acerca la época de la matanza), demostró de ahí al final del partido la inteligencia justa para andar por la calle sin collar. Aunque no le hubiera venido nada mal un bozal, la verdad…

Sin embargo entre sus lindezas, donde madres y hermanas tuvieron un hueco en su recuerdo, provocó la carcajada del respetable al intentar soliviantar los ánimos de los de la villa medieval de San Facundo, espetándoles un “aldeanos de mierda”. Lo cual habla no sólo de la inteligencia de este personaje sino sobre todo, de su nivel cultural, sólo a la altura de su escasa educación.

El caso es que, volviendo a lo futbolístico, tras el empate de los de Sahagún, el encuentro se tornó tremendamente disputado entre dos equipos, que entre los golpes y las carreras, a duras penas mantenían el resuello.

Cualquier resultado hubiera sido posible, aunque el colegiado se empeñó en señalar tres fueras de juego inexistentes, donde los delanteros amarillos se habían plantado prácticamente en uno contra uno frente al recién ingresado en el terreno, portero rival.

A pesar de esta situación la victoria estuvo al alcance de los de la ribera del Cea, en una jugada en la que Josué fue objeto de un penalti de libro, y en una siguiente donde el mismo jugador, tras driblar a cuantos rivales le salieron al paso, le sirvió un pase de la muerte a un Néstor que desfondado, no acertó a rematar con su pierna mala.

sanfeliz4

Pitido final y todos a vestuarios con un punto para cada equipo, y sobre todo con las ganas de recibir en la vuelta en nuestra aldea, como se merece a los valientes chicos de San Feliz.

En la próxima jornada se descansa. Si bien el club tiene prevista una actividad muy especial: La disputa de un partido amistoso en la cárcel de Mansilla de la Mulas, frente a los reclusos locales, demostrando que, lejos de las guerras de guerrillas en las que algunos se empeñan en convertir esto del fútbol, el deporte puede ser un inmejorable vehículo de integración social.



Fin de semana glorioso para el C.D. Sahagún Promesas.
noviembre 6, 2009, 2:25 pm
Filed under: Uncategorized

Buenas noticias las ofrecidas esta semana por los diferentes equipos del C.D. Sahagún Promesas.

De un lado la extraordinaria marcha de los equipos de cantera que solventaron sus encuentros notablemente.

Mientras que los infantiles vencieron 8-0 a la Hullera (una lastima la sancion, por motivos burocraticos, que les ha hecho perder 6 puntos en la tabla), los Cadetes vencieron al filial del Huracan Z, por 3 goles a 2, colocandose a solamente 3 puntos del lider, y siendo el equipo, de largo, mas goleador de la categoria.

Especialmente reseñable es la gran victoria por 2-6 del Juvenil, que sufre la ausencia de su magnífico capitan Edu “el chico de oro”, y donde recién llegados comienzan a destaparse y a dar sobradas muestras de su clase, como es el caso de Georgi el “Luboslav Penev de San Facundo”, o Adrián Modino “el cortaúñas de Fuententable”, autor de un maravilloso gol casi desde el centro del campo.

A todas estas alegrias se une, por 2ª semana consecutiva, el equipo de los grandes. Buen partido de los amarillos de Sahagun que vencieron con relativa comodidad al Naraya de Halterofilia, uno de los gallitos de la categoría.

naraya1

Venían los del Naraya a demostrar el porqué de su actual buena clasificación en la tabla, y el porqué el año pasado fueron capaces de encadenar una increíble racha de victorias que les condujo, cuando ya parecían sin opciones de luchar por nada, a una muy meritoria cuarta plaza final en el Campeonato de Liga del curso pasado.

Pero el Municipal facundino se le volvió a atragantar a pesar del mal arbitraje del colegiado que permitió un juego, ya no duro, sino por momentos violento, en el que los jugadores locales fueron, normalmente los peor parados tal y como vemos en la fotografía.

leñadesobra

Partidazo de Txuso el “Níscalo de Bercianos”, primero en el lateral derecho y luego, tras ingresar en el campo Pedro “torero”, en posiciones más avanzadas, volviendo loca a todo el perfil zurdo de los de Naraya.

También destacable las actuaciones de Jorge “Pantoja” y de Oscar “Petón”, que cubrieron bien la falta en el eje de la zaga de uno de los capitanes Jesús Maestro “Chicharro” que cumplía sanción después de la inverosímil doble cartulina amarilla vista frente al Garaballes. Bien harían los colegiados de la categoría en sentarse a negociar sus criterios para no encontrarnos jornada tras jornada, con decisiones estrambóticas, que nada o poco tienen que ver con lo que hubieran decidido jornadas atrás.

El caso es que el partido estuvo parejo, porque el Naraya es un buen equipo. Pero Sahagún presentaba a un Bruno el “indomable nitrato del Páramo” de sábados, con lo que eso significa en comparación con el Bruno de los domingos, y con un Pablucifer entonado (esta vez toco la de arena, afortunadamente, y que siga así) y con un Carlitos “el mariscal de Joara” que tras un bache de forma vuelve a encontrar poco a poco su sitio. De modo que, más allá de la sequía goleadora del otro punta titular Moha “el dragón de Marrakech” lejos aún de su mejor nivel, tras su accidente de tráfico, pero tan trabajador como siempre, el partido era un toma y daca, donde se intuía más peligro en los amarillos de Sahagún, donde David “la pantera rosa” era hábil y rápido estilete. Fue precisamente este jugador el que sorprendió al portero visitante y puso el 1-0 ya en la segunda mitad.

Y mientras que los del Naraya se estrellaban inútilmente frente al muro facundino, los de Sahagún creaban muchos problemas a la contra. Aunque Mario “la parpaja de Villavelasco”, después de varios partidos anotando no marcó (Villaveslaco en fiestas prepárate), Bruno serviría un balón de oro para que Pablo, llegando desde segunda línea, hiciese el 2-0. Zipi Zape Villamizar al ataque, Mortadelo Filemón Villamizar Campeón.

Parecía que sería un partido apacible, pero la amenaza del Naraya seguía ahí y el Promesas se dejó llevar por la autocomplacencia. Una cosa se unió a la otra y los bercianos haría su gol, una verdadera obra de arte, en la que varios jugadores tocaron al primer toque para terminar la jugada con una espectacular bolea que se coló junto a la cepa del poste.

Así que lo que parecía un camino de rosas se convirtió en un complicado final de partido donde el colegiado tuvo mucho que decir. Primero mostrando una tarjeta amarilla a Bruno tras una entrada rival, atreviéndose a juzgar como improvisado Galeno, espetándole un “no tienes nada”. Y vaya si lo tenía (ver la foto) que se tuvo retirar lesionado.

Y por si todo ello fuera poco, añadiendo 8 minutos a una segunda parte que parecía no acabar para la parroquia visitante, que pese al infructuoso dominio del Naraya, no hacía más que pedir la hora.

aficcion

Tres puntos en casa más a la buchaca, y segunda victoria consecutiva, que nos mete en un grupo de equipos que persigue al Pinilla, que parece que se deshincha.

Próxima jornada, domingo a las 12:00 de la mañana,  en el complicado campo de San Feliz de Torio con todas las opciones de hacerlo bien, lo que serviría para refrendar el buen momento de los que entrena Pauli Estébanez.